Blog

Los millenials y la importancia de compartir

Por Lucas Rosso.

Los millennials han venido para revolucionar el mundo tal como lo conocemos. Y lo están logrando. Desde ideas preconcebidas de como debería ser la vida “normal” de una persona, pasando por el modo en que nos comunicamos pasando por los hábitos y el trabajo. Algo está cambiando y las organizaciones no pueden estar ajenos a estos cambios.

De acuerdo con potentes estudios internacionales, y lo podemos comprobar en nuestras empresas, los millennials están poniendo patas para arriba preconceptos laborales. Ya no trabajan para su salario, sino para su propósito. Ya no trabajan por satisfacción, sino por su desarrollo. Ya no trabajan por su jefe que lo controle, sino por su coach que lo ayude a desarrollarse. Ya no trabajan con revisiones anuales, quieren constantes ida y vuelta en la comunicación. Ya no trabajan pensando en reparar sus debilidades, sino en potenciar sus fortalezas. Ya no es solo un trabajo, es como se sienten en su trabajo como parte de sus vidas.

Estos cambios en nuestros colaboradores nos obligan a repensar y replantear el modo en el que hacemos las cosas. Los mas jóvenes no cambiarán, las organizaciones deben hacerlo. Pero entonces, ¿cómo pasamos de modelos consolidados y con años de puesta en práctica a otros que aún no hemos probado? Creemos que la respuesta es sencilla pero no fácil de ser puesta en práctica, debemos cambiar el modo en el que se rigen las culturas organizacionales.

Millennials como colaboradores

Nos encontramos en momento de transición, de viejas empresas cuadriculadas y estructuradas a empresas flexibles, que tengan en cuenta la persona y sus necesidades en el centro. Este cambio es necesario hacia adentro y hacia afuera. Los trabajadores también son consumidores. Es muy simple comprobarlo: sólo el 29% de los millennials se sienten comprometidos con su trabajo, mientras que, como consumidores, podrían desaparecer 3 de cada 4 marcas que consumen y no los afectaría. Hay una correlación innegable. Si podemos comprometer a nuestros colaboradores, seguramente serán embajadores de nuestra marca y nos ayudará, no solo a atraer el talento que necesitamos, sino a motivar a otros a consumir nuestros productos y servicios.

El efecto que tiene la rotación es muy alto. Sólo en Estados Unidos, en el año 2016 el problema de la rotación debido al poco compromiso ha reportado más de 30 mil millones de dólares en pérdidas. Muchas veces no lo observamos, pero es importante tener en cuenta que el coste de reemplazar un colaborador se estima en casi el 60% de su salario bruto anual.

Entonces, ¿hacia donde debemos movernos? Creemos que el cambio esta en el modo en que gestionamos a las personas diariamente. El cambio es en valores y propósito, en hacer match entre personas y organizaciones. Buscar que las personas se sientan a gusto con nuestras organizaciones, que se encuentren alineados culturalmente.

¿Qué pueden hacer las organizaciones?

Los millennials buscan organizaciones que puedan completarlos en su propósito de vida. Organizaciones con las cuales se sientan identificados en valores. Organizaciones en las cuales puedan sentirse orgullosos de participar. Esto solo se puede dar si encontramos la persona adecuada para nuestra organización. No todas las organizaciones deben tener los mismos valores, ni todas los millennials los tienen. La clave es encontrar esa persona que puede sentirse cómoda trabajando con nuestros propósitos y valores.

«Valores» no son esos que una vez algunas personas reunidas decidieron que serían. Los valores son algo más que eso colgado en la pared. Los valores son los que descuelgan los trabajadores todos los días y ponen en práctica. Eso es lo que determina realmente el “como son” nuestras organizaciones. Es necesario medirlos, explorarlos y desarrollarlos. Es por eso que hemos creado una herramienta que nos permite hacerlo. Utilizando The ValueSquares Methodology desarrollamos una aplicación web que nos permite, de forma muy sencilla, obtener increíbles resultados. Medimos lo que otros intuyen, y eso nos permite tener datos para atraer talento, seleccionar a las mejores personas de tu organización o apoyar cambios y transiciones culturales para modernizar y ser parte del cambio que los millennials nos obligan.

Recuerda que cuando hablemos de compromiso, es necesario adecuar nuestra cultura organizacional, pero sobre todo, encontrar aquellas personas que puedan comprometerse con nosotros y potenciarnos mutuamente, teniendo en cuenta las necesidades de la empresa y de las personas.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.