Blog

Del 3-2-1 al 1-2-3. La evolución axiológica postcapitalista

Por Salvador García, imagineLab de la Universidad de Barcelona.

Como decía mi admirado Pere Duran Farell, antiguo Presidente de Gas Natural  y autor del prólogo de “La Dirección por Valores”, hace ya más de veinte años, al mundo le falta filosofía, le falta poesía y le falta utopía; una utopía hecha por hombres y mujeres responsables.

¿Que viene primero, el amor, la imaginación, el dinero o la medición?. ¿La utopía o el realismo?. ¿ El sueño o la acción?.

Dicen que para los antiguos filósofos griegos la palabra AXIOS significaba eje alrededor del cual giran las cosas. Y también peso, valor y digno de ser honrado. Así pues, la axiología es el estudio de los valores o ejes. Años después, parece ser que algunos romanos se empeñaron en decir que intellegere es saber leer entre líneas y escoger la mejor alternativa. Y de ahí procede el término inteligencia.

La Inteligencia de Valores Triaxial www.inteligenciadevalores.net es un talento existencial que surge del estado de plena presencia, necesario para saber escoger  el equilibrio y secuencia de valores más adecuados de cada uno de estos tres ejes: 1) el ético, 2) el poético y 3) el pragmático.

En el ya antiguo sistema capitalista conservador-liberal, todavía dominante, la secuencia axiológica es 3-2-1. El motor y eje central de valores es el pragmatismo del dinero, de la racionalidad tecnológica, de la medición y de la eficiencia, seguido de la poesía emocional para persuadir y motivar a las personas como recursos y, para rematar la jugada, algo de ética a modo de imagen o guinda del pastel. “Con la barriga vacía no hay poesía ni ética posibles”, repiten los agentes pro-sistema sobradamente  alimentados y distribuidos a todos los niveles posibles: políticos, registradores de la propiedad, consultores de empresa, periodistas, directivos, técnicos de emprendimiento y marketing, banqueros, académicos, buscadores de indicadores, … etc.

Más que una evolución de más de lo mismo o una involución hacia el fracaso del comunismo totalitario, el sistema capitalista ha de realizar una re-evolución paradigmática esencial: la de nuestro despertar de consciencia (darse cuenta) y de conciencia (tener en cuenta). En ella, el dinero pasa de ser un fin en sí mismo (e incluso en ocasiones a cualquier precio) a un medio o un consecuencia de hacer las cosas bien con las personas y la naturaleza. Y las personas y la naturaleza pasan de ser medios o recursos a ser fines a cuidar y desarrollar.

El nuevo paradigma postcapitalista sigue la secuencia axiológica 1-2-3. Primero, la Inteligencia Ética como motor o causa de la acción (amor, autenticidad, respeto, justicia, igualdad, dignidad…) . Segundo, la Inteligencia Poética emocional-generativa (o “poiética”) como combustible necesario (imaginación, alegría, gentileza, fluidez, confianza…) . Tercero, la Inteligencia Pragmática (análisis, eficacia, simplicidad, impacto, coherencia..) como medio útil, realista y posibilitador de que la utopía ético-poética algún día llegue a convertirse – como decía Santo Tomás Moro, patrón de los gobernantes- , en una “eutopía” realizada.

A modo de arma eutópica, la Inteligencia de Valores Triaxial  es una herramienta de construcción masiva para la transición personal, organizativa y social hacia un nuevo paradigma postcapitalista generador de humanidad y liberador de estructuras limitantes, tanto externas como internas.

¡Del antiguo paradigma liberal- conservador al nuevo paradigma liberador-generador!.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.