Blog

¿Cómo desconectar en estas vacaciones?

Agosto está aquí, por excelencia y tradición el mes de vacaciones. Verano a la vista y un tiempo para desconectar para much@s. Sin embargo, muchas veces llegamos al octavo mes del año con una sobrecarga.

¿Cómo desconectar? Aquí os dejamos algunas recomendaciones para intentar desconectarnos del entorno de laboral y la tecnología, y conectar con nuestro entorno.

  • En primer lugar, debemos cerrar procesos.

Irnos de vacaciones tranquilos y sin preocupaciones. Es lo que queremos tod@s. Lo mejor para ello es avanzar en nuestras tareas y cerrarlas para no encontrarnos con imprevistos en el medio de nuestras vacaciones.

Llegar a nuestra última semana teniendo en claro las cosas que podemos cerrar es clave. Estar en contacto con nuestros compañeros, imprescindible. Estar bien comunicados y confiar es vital para evitar problemas y llamados de urgencia durante nuestro descanso. Lo que no puedas resolver antes de las vacaciones y no sea urgente, planifícalo bien para tu vuelta.

  • Deja el móvil, al menos por un rato

Para desconectar realmente, debes dejar de lado tu rutina por un momento. Aprovecha tus vacaciones para hacer cosas que cuando estas en el trabajo, extrañas. Pon el celular un poco más lejos de lo habitual. No revises tu correo o WhatsApp cada 10 minutos esperando ese mail o mensaje que no resolverás en el momento.

No te sugerimos que te desentiendas, pero si desconecta para conectar. Desconecta un rato de tus tareas habituales para conectar con tu entorno. Habla con tu pareja, tomate un tiempo para ver tus amigos, pregúntale a tu familia como está, mira el cielo. Conecta con tu entorno y se presente solo en él.

  • Vuelve a lo analógico

Tómate tu tiempo, conecta con la naturaleza, la ciudad o el entorno que más te guste. Lee un libro, juega con tu mascota o haz deportes. Aprovecha tus vacaciones para desconectar de esa rutina hiper conectada y tecnológica en la que vivimos.

Aprovechar estos días para dar rienda libre a todos nuestros sentidos nos hará volver con las pilas cargadas y “extrañando” un poquito la rutina. Entiende que las vacaciones son para relajar y descansar. Aprovecha para improvisar un poco también en la medida que tus vacaciones te lo permitan. Cambiar la rutina ayuda a nuestro cerebro a improvisar y esforzarse para cosas nuevas. ¡Para planificar tenemos todo el resto del año!

  • Relaja, aliméntate bien y duerme.

Muchas veces durante el año no tenemos tiempo para cuidarnos como deberíamos (¡Grave error! Igual entendemos que debemos mejorar en esto). Aprovecha las vacaciones para disfrutar los beneficios de dormir bien y alimentarte aún mejor.

Prueba los cambios positivos que esto tiene en tu vida e intenta planificarlo para tu vuelta al trabajo. Si los llevas a cambio durante tu rutina podrás ver como tu rendimiento y felicidad aumentan al ritmo del cuidado de nuestro cuerpo.

  • Pasa tiempo sin hacer nada o, mejor dicho, pensando en positivo

Las vacaciones pueden ser un momento muy útil para tomarnos tiempo para pensar. Pensar ES hacer algo. Aprovecha tu tiempo para pensar en ti, en tu propósito y en si tu vida esta en el rumbo que deseas. Haz balances, celebra lo positivo y trata de mejorar aquello que consideres negativo.

Las vacaciones puede ser un buen momento para repensar nuestras metas y objetivos a corto y mediano plazo. Utiliza este tiempo para definir que es lo que crees mejor para ti y piensa en como deberías actuar para lograrlo y los valores que debemos poner en práctica.

 

Y sobre todo, pero sobre todo… desconecta y descansa. ¡Las vacaciones ya están aquí!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.